Enter your search terms:
Top
 

Olvídate de tu Fl

A propósito de las viejas fórmulas, éxitos pasados o paradigmas que no nos dejan avanzar, muchas veces nos quedamos con la sensación de estancamiento en la vida y no sabemos porqué, esto me recuerda la historia del tierno y carismático delfín que a fines de los sesenta se transformó en un fenómeno de la televisión mundial.

 

En una oportunidad me tocó participar de una reunión en Nueva York con una célebre biólogo marino. En la ocasión estábamos viendo la opción de trabajar con ella un proyecto para la televisión infantil que promoviera la vida sustentable y la conservación de las especies marinas. Ella asistió puntualmente a la cita acompañada de su representante, un señor de unos setenta años, a quien saludamos amablemente. Con detalle le explicamos nuestro interés por desarrollar este proyecto. Se trataba de un destacado director que había estado relacionado con la serie del delfín. Cada vez que le dábamos nuestras ideas de cómo desarrollar este nuevo proyecto, él nos hablaba de como había desarrollado la serie, del impacto que había tenido en la televisión, de los competidores que aparecieron producto de su éxito —todo tipo de animales graciosos e inteligentes—, de cómo cambió la industria y de todas las temporadas que tuvo. Una experiencia increíble, por cierto: haber participado de un hit mundial puede ser considerado un gran logro que quedará estampado por siempre en la historia de la televisión. El problema es que se trataba de un éxito de hace mas de cuarenta años y, lo peor, que no se le da importancia más allá de la nostalgia que esta serie provoca. En definitiva, cuando volvemos una y otra vez a la zona de confort de los éxitos pasados lo único que estamos haciendo es impedir nuevos logros, así de sencillo.

 

Es terrible reconocerlo, pero no podemos quedarnos atascados en lo exitosos que fuimos alguna vez. Debemos entender que la vida es dinámica y sus reglas e intereses cambian con gran velocidad. Hasta cierto punto, mencionar nuestras estrellas de éxitos pasados nos puede jugar más en contra que a favor. Todos tenemos algún resultado positivo del cual sentimos orgullosos, sin duda, y las técnicas que nos permitieron lograrlo pueden ser un buen antecedente, pero no es suficiente.

 

Conclusión: debemos olvidarnos un tanto de la fórmula que utilizamos anteriormente para conseguir ciertos objetivos. Enfocarnos menos en lo que fuimos y prestar más atención a lo que debiéramos ser en el escenario actual. Como decíamos, las reglas cambian permanentemente y debemos estar siempre atentos de mirar hacia el frente, observar el mercado y su evolución, para estar preparados y saber adaptarnos correctamente a la nueva jugada, visualizando la siguiente ola en la cual surfear. En consecuencia, recomendamos olvidarte de tu viejo “Flipper” y enfrentar el nuevo desafío sin prejuicios, pues de seguro vendrá con reglas nuevas.

 

#CuálEsTuFlipper?

Written by: Marcelo Borlando

Anti-Publicista, Coach de marcas célebres & Autor. Creador del Modelo Estrella Estratégica IdolBrand® que permite que una marca se convierta en una celebridad y sus clientes en leales fans.

Latest comments

  • Ester Daviu 13/08/2018, 5:22 AM Reply

    Hola Marcelo, cuando harás coach o charlas en Chile?

Post a comment